Alertan a la población a no exponerse a cambios bruscos de temperatura para evitar parálisis facial

Piden extremar precauciones

Domingo López Bustos/Reporte Laguna

MATAMOROS, Coahuila.- Con el objetivo de evitar que sufran una parálisis facial, el titular de la Dirección de Salud Municipal, Leonel Castellanos Echeverría, alertó a la población, sobre todo a personas inmunosupresoras, adultos mayores con enfermedades crónico degenerativas; aunque no necesariamente, o sea que también a personas maduras o jóvenes, a no exponerse a cambios bruscos de temperatura.

Actualmente, se han estado registrando y sintiendo temperaturas muy elevadas en la región, pero hay personas que después de exponerse por varias horas a la intemperie, bajo los fuertes rayos solares, de repente se introducen a un lugar cerrado pero con muy bajas temperaturas; por lo que, este cambio de temperaturas puede provocar, desde una afectación a las vías respiratorias, hasta una parálisis facial.

“Esta afectación ocurre cuando se pierde movilidad de uno o varios músculos de la cara, lo que hace que el rostro se vea deformado en un lado, con el labio caído y el ojo semicerrado y aunque no se han presentado casos en este municipio, es preferible evitar los cambios bruscos de temperatura -de caliente a frío y viceversa-,  son  una de las causas que provocan la parálisis facial, la mayoría de las veces parcial”, expuso el funcionario municipal.

Dentro de las medidas preventivas que Castellanos Echeverría emitió fueron el de evitar entrar bruscamente a un lugar muy caliente y salir para entrar a uno frío, el colocarse abruptamente frente a un ventilador o el echarse agua fría en la cara cuando se estuvo expuesto al sol por varias horas, entre otras.

“Es raro que te dé una parálisis o que se te “tuerza” toda la cara o la mitad, es más la gente que siente “hormigueo” en la cara o un tirón, pero no pasa de ahí, aunque no sucede lo mismo en gente que está muy débil, tienen enfermedades como la diabetes”, manifestó.

Otra recomendación es “aclimatarse” cuando una persona sale del calor al frío o viceversa. En tiempo de frío es más pesado ahí sí te “tuerces” porque es más extremoso el clima”.

“Aquí no ha llegado aún ese padecimiento, pero debemos estar alertas; lo que debe hacer la persona es tener cuidado y no exponerse a esos cambios, si están en la calle y el sol está en todo su esplendor antes de entrar a una oficina climatizada pues debes taparte la boca, introducirte en forma paulatina, no entrar bruscamente porque si hay gente, aunque poca, que un cambio de clima le puede ocasionar esa afectación”, señaló.

La también conocida como Parálisis de Bell es aquella ocasionada por la inflamación de un nervio, pero también puede darse un tipo de parálisis por daño cerebral. En el primer caso, suele ser temporal,  por lo general, el proceso de recuperación dura de tres a seis meses y sólo el 10 por ciento de los casos sufre síntomas recurrentes o muestran secuelas de por vida.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *